Clases | Classes

Armandito
Enamorado de la vida

Vivir sin pasiones es lo más parecido a estar muerto. “Estoy vivo por milagro”, cuenta Esteban Armando Mazzantini, más conocido en el ambiente como Armandito, en entrevista con El Tangauta.
A sus 85 años, enseña tango terapia y participa en Congresos Internacionales de esta especialidad.
Nos metimos en su propio estudio de Saavedra para descubrir cómo difunde el tango mediante clases y exhibiciones.

Leer más | Read more



Textos | Texts by: Guillermo Chulak
Fotos gentileza de | Photos courtesy of: Armandito
Exclusivo para | Exclusively for:El Tangauta © 2013



Descargar la edición completa GRATIS | Download for FREE this whole issue





Muchos dicen que el tango es la perdición, pero es lo que a muchos nos mantiene vivos.










Armandito



Enamorado de la vida



¿Qué es para vos el tango?
Es una invitación a que seamos protagonistas de nuestra propia vida, eligiendo valorar y respetar nuestro cuerpo, abriendo un espacio y tiempo a aquello que nos gustaría hacer y así encontrar en otros un nuevo sentido al acto de compartir. Me gusta que el tango no sea una asignatura obligatoria, sino una actividad que elijamos practicar. El tango también es silencios de espacio y tiempo. Es una necesidad personal profunda y acá me puse filosófico (rie): es encontrar confirmación de la existencia geográfica en el alma de lo lejano. Es una liberación absoluta. Es crear y recrear atmósferas que tienen su origen en esa alma argentina mezclada con la inmigración. Qué querés que te diga: ¡es hermoso!

¿En qué te ayudó el tango?
Imaginate sino me ayudó; voy al médico y ¡no me encuentra nada! Los doctores me piden que por favor nunca deje de bailar. Con mis recientes 85 bailo todos los días y gracias al tango me siento como cuando era joven y eso que tengo más de 66 años de tango a cuestas. El tango lo tiene todo: incluye música, danza, texto, canción y todo esto incluye también el color, el alma del color, es decir la cercanía y la lejanía, la respiración y la sintonía emotiva.

¿Qué papel juega tu mujer en todo esto?
Ella juega un rol fundamental. Viví la mayor parte de mi existencia en San Telmo. Trabajé mucho tiempo en ese barrio, enseñando tango sobre todo a turistas, pero resulta que en una de las clases apareció una chica de Saavedra, una mujer soltera de 60 años. Cuando la conocí yo era viudo hacía dos años. No sólo le enseñé tango, sino que me enamoré profundamente. Más adelante convivimos, me casé por civil y por iglesia y nos mudamos aquí (Saavedra). Luego, empecé a ir a las milongas de la zona y el barrio me conquistó. Comencé a trabajar como profesor de tango en Villa Cerini; como todo creció tanto, organicé una milonga también. Le tengo que agradecer a mi mujer, que aguanta toda la locura que tengo por el tango.

¿Cómo funciona tu “tango terapia”?
Muchos dicen que el tango es la perdición, pero es lo que a muchos nos mantiene vivos. El tango hace bien a la salud. Los médicos le encontraron factores curativos para problemas de tipo cardiológico. Mi tango terapia sirve para la recuperación o prevención de estos problemas. ¡Hay que moverse más!, ¡hay que sentir la música! La música es el movimiento en el silencio de la armonía. El tango te genera un corazón pulsante, lleno de nostalgia (no hay que olvidar que en sus orígenes tenía mucho de la lejanía que sentían los inmigrantes) y de felicidad por reencontrarnos un poco con nosotros mismos en esta tradición compartida de un pensamiento triste que se baila.
+ INFO: | (+5411)4541-1155

Clases
Clases diarias | Daily Classes 02 – 09 PM.
Saavedra, Buenos Aires



Un Dios aparte



Vale la pena cerrar con un suceso en donde el tango casi mata a Armandito: “Daba clases en la confitería La Ideal y cuando estaba atravesando la pista se me cayó encima una araña de luz de 100 kilos. Al día siguiente salí en todos los diarios. Pensaba que ahí se había terminado todo; tuvieron que hacerme cuatro operaciones en la cabeza, tuve tres fracturas en las piernas y se me hundieron los pómulos, pero por suerte pude salir adelante. ¡Los médicos dijeron que tenía un Dios aparte!”, contó el inefable Armandito en el cierre de la charla. —G.CH.


Lee el artículo completo

en línea (revista interactiva) o descarga el archivo PDF (edición digital) (registro gratuito).

Descargala, compartila, ¡disfrutala!

Read the whole article

on-line (interactive version) or download the PDF file (digital version) (register for free).

Download it, share it, enjoy it!

>> Volver | Back


El Tangauta Nº 226 (SET 2013) • © El Tangauta 2013 • Comentarios | Comments




Armandito
Jesús Velázquez
Juan Bruno
Sexteto Mayor
El Arranque
Festival y Mundial
Mariano Montes
>> Volver | Back
    El Tangauta © 1996-2017 - Todos los derechos reservados - Avda. Santa Fe 1780 - 7º 708 (C1060ABQ)
    Buenos Aires, Argentina - TEL.(+5411) 5217-0511 - email:info@eltangauta.com